Blog VCT 2 Haz la diferencia...

Hoy conversé con una candidata que contacte para una vacante y la primera vez que tuve contacto con ella sus expectativas lucían inalcanzables, por lo que no avanzamos a la primera entrevista, la oferta de mi cliente estaba por debajo. Procuro tener en el radar esas personas que sé desde que veo su cv que son talentos extraordinarios, se me presentó una nueva vacante con su perfil y la volví a llamar. Me sorprendió que me comento que tenía dos semanas trabajando y que no se sentía a gusto porque la remuneración no era ni la mitad de su expectativa. Acepto la oferta que le hicieron porque siempre le decían que tenía un excelente curriculum y pocas veces la tomaron en cuenta para avanzar en los procesos en los que participaba y estoy segura que esos seleccionadores que la llamaron tuvieron la misma percepción que yo, que era una candidata inalcanzable. De esto saco dos aprendizajes importantes:

Para los candidatos: Se flexible al exponer tu expectativa salarial y valora una entrevista si estas sin empleo. A veces descartas una oportunidad que a lo mejor no te satisface al 100%, y posiblemente pierdes una valiosa posibilidad de empleo. Es importante que evalúes la cultura de la empresa, lo que te gusta, busca información de referencia de personas que quizás conozcas que trabajen o que trabajaron allí. ¿Qué percibes?, ¿Cuál es tu feeling cuando llegas a la Recepción?, observa detenidamente. Todo habla de la empresa. Así como ellos te evalúan, del otro lado tú también lo haces. Y si avanzas en el proceso, acepta solo si te sientes identificado, a gusto, si sientes feeling, aunque no sea el empleo 100% perfecto o con la remuneración exacta que deseabas con céntimos, porque detrás de algo que no es el 100% de lo que buscabas inicialmente, hay muchos aspectos positivos que posiblemente pueden ser para ti una bendición oculta. En este sentido les comparto un texto que leí de Jerry Hicks que tiene mucha coherencia con lo aquí señalado: "...Entras en una habitación llena de gente, te sientes inspirado para ir hacia alguien y hablarle, y te dices: “No, ése no luce del modo que quiero.” Con este pensamiento entras derecho de vuelta a la arena de la carencia. Esa persona podría llevarte a otra que te conduciría a otra que te guiaría hacia otra, que te llevaría a otra. No puedes ver el camino que está ante ti. Si quieres seguir la emoción positiva, serás atraída muy rápidamente hacia allá... Ya ves, ¡el otro está ahí fuera buscándote! Él está diciendo “¿dónde está ella?” y tú aquí diciendo “¿dónde está él?”. La Ley de Atracción hace un buen trabajo...". ¿Logras captar la analogía?

Por otra parte, para los seleccionadores, insiste si consideras que el candidato que contactaste es bueno. Aunque inicialmente te diga que no, va a depender de tu poder de persuasión para que se interese por participar en la entrevista. Por lo general merece la pena lograr la primera entrevista, la misma te permitirá orientar a tu candidato a aterrizar sus expectativas y tenerlo presente para alguna oportunidad laboral que se presente. Y si no es el indicado, ese mismo candidato puede llevarte al que es...

Es fundamental que estés atento a todo lo que te rodea… siempre hay oportunidades, solo es importante que desarrolles tu percepción para que estés alerta a descubrirlas…